motocicleta scrambler

La Moto Scrambler, origen urbano, espiritu campero.

Paralelo al movimiento cafe racer, existe un tipo de motocicletas, también callejeras, y también artesanales. Pero con un perfil algo diferente. Estas buscaban, aparte de la velocidad, capacidades para circular velozmente fuera del asfalto. Estas motos son las famosas scrambler, que nacieron para conquistar los caminos de tierra.

Historia del Estilo Scrambler

Una moto scrambler es, en resumen, una moto adaptada para caminos sin asfaltar. Sea para recreación o competencia, la premisa es superar obstáculos naturales, de la mejor manera posible. Tomando esto en cuenta, podemos retroceder mas de cien años hasta la aparición de motos «metidas en el lodo». Desde competencias para subir lomas «medio cabronas», hasta los principios de lo que luego se llamaría enduro.

bmw con side car en guerra

Aun cuando el «off road» existe desde el mismo momento, en que aparecen las motos. Parece ser que el termino Scrambler como tal, aparece en la década de los 50´s, gran época ¿verdad? En aquel momento, ya algunas marcas comenzaban a probar motos para campo. Pero no era algo común para el motorista promedio. Y como siempre -la necesidad es la madre de la genialidad- y los jóvenes se lanzaron a «despedorrar» sus motos. Con la idea de conquistar el mundo… o al menos algún campo cercano.

moto scrambler clasica

Para finales de los 50´s y principio de los 60´s, comienzan a aparecer, ahora si, mas modelos comerciales enfocados al campo. Y empiezan a separarse de la apariencia «normal» y urbana, por algo mas alto y robusto. Notoriamente pensado, para los caminos mas rudos. Ya entrando los 70´s, la moto de campo es, radicalmente diferente con la moto de trabajo o urbana. La altura, el tamaño de sus llantas, la estética y sus geometrías la separaban bastante del resto. En ese momento, la moto scrambler comienza un periodo de «olvido». Aunque, como otros estilos, nunca desapareció del todo (gracias a dios).

moto de cross

Y como se hacen?

La premisa -si no es indispensable, no sirve- manda. Como en otras corrientes moteras, hay que comenzar por quitar todo lo que pese y no aporte. Tablero, direccionales, tapas y cualquier accesorio son prescindibles. Las llantas, dentro de lo posible, serán de «tacos» o mínimo, con dibujo mixto. El asiento se rebaja, para tener mayor movimiento. Es común subir el escape, para que no pegue con nada, y ponerle alguna protección contra las piedras. Esta protección puede también, cubrir parte del carter. Fuelles en las barras, y rejillas en el faro para cubrirlos de cualquier proyectil, levantado por la rueda delantera. También se puede cambiar el sprock, por uno mas grande Te quitara algo de velocidad máxima, pero a cambio te dará mas torque para superar lodazales y subidas.

En la actualidad

Para finales del siglo XX y principios del XXI, surgen algunos modelos que rescatan este estilo clásico. Modelos de grandes marcas como la Triumph 1200 xe, Ducati Sixty2 o BMW Nine T vienen a darle nueva vida a este tipo de moto. Incluso marcas mas «modestas» como MB, incursionan en la tendencia con su Hornet 250, con bastante éxito. Demostrando una vez más, que la cilindrada es lo de menos.

La afición ya es tal, que muchos talleres y preparadores, hacen espectaculares modificaciones, sobre modelos «comunes». Dejando pasmados a expertos y neófitos por igual. Afortunadamente, este es un estilo que, aparte de atractivo, tiene un elemento de practicidad. Por lo que podríamos esperar, muchos años de vigencia. Con estas motos es, como dice el dicho, «la cabra jala p´al monte».

El Flamas

Deja un comentario

Ir arriba